???????????????????????????????

El Cole cumple 40 años. ¡Muchas Felicidades!

Desde que en 1979 se iniciaron las actividades académicas, han pasado 40 años de incesante crecimiento y mejora de nuestro Cole. Casi 300 maestras y maestros, 3.827 alumnas y alumnos y 7 directores/as y 10 equipos directivos después, nos encontramos en 2019 con la intención de celebrar tan gozosa efemérides reuniendo a la mayor parte del profesorado que ha dejado su impronta en nuestro querido Prado.

El Prado ha sido y es un cole distinto, en el que la preocupación por estar siempre al día y participar en todas las iniciativas que la Junta de Andalucía ha puesto en marcha, a lo largo de estos 40 años, han constituido su seña de identidad y han impregnado su ADN de ilusión, innovación, trabajo, responsabilidad y compromiso con la ciudadanía y lo público. Buena prueba de ello son las experiencias en las que actualmente participamos: Ecoescuela (3 banderas verdes), Centro Bilingüe, PLC, Creciendo en Salud, Intercentros (Espacio de Paz), Aula TIC 2.0, Red de Bibliotecas Escolares, Escuelas Deportivas, Practicum grado maestro. Algunas de las mencionadas con bastantes años de experiencia.

Los padres y madres de nuestro colegio siempre han estado al frente de la colaboración con el Centro, las diferentes AMPAS han conseguido mejoras para el colegio que sin ellas hubieran sido imposibles y nos han dado un ejemplo de generosidad y altruismo realmente impagable. En gran parte gracias a ellas tenemos Pizarra digital en  29 espacios del Centro y Aire Acondicionado en 17 aulas y en el Salón de Actos.

También el personal municipal destinado en nuestro Centro: porteros, limpiadoras, además del de mantenimiento, que nos han dado siempre lo mejor de ellos mismos consiguiendo que el paso de los años sea menos notorio en las instalaciones.  El personal del comedor que atiende a más de 60 alumnos cada día y nuestra Monitora Escolar, siempre de enlace entre los papás y el colegio, solícita colaboradora.

Estar orgulloso de nuestro colegio es muy sencillo, su historia, aunque corta, está llena de anécdotas entrañables y ejemplos de dedicación siempre por encima de lo exigible. Ser enseñante y trabajar en el Prado es una gran suerte.

GRACIAS A TODOS Y A TODAS POR TANTO BUENO QUE NOS HABÉIS DADO.

Juan Torres Aguilar

     
  Volver al inicio..