2019-01-13 (87)

  1. JUSTIFICACIÓN.

Somos Centro participante del programa del Proyecto Lingüístico de Centro desde el curso 2016/2017 y según las instrucciones y convocatoria marcadas en la Resolución de 19 de junio de 2017, de la Dirección General de Innovación de la Consejería de Educación de nuestra Comunidad, estamos inmersos en el desarrollo del Segundo Año del PLC y, por tanto, todo Proyecto Lingüístico de Centro puede articularse en función de una serie de líneas de trabajo, que presentan evidentes conexiones entre sí y que se agrupan en torno a:

- Normalización.

- Elaboración del plan de lectura del centro (Proyecto Lector). Todas las áreas y materias se implican en la elaboración de un proyecto lector que comporta tanto la lectura intensiva (fragmentos y textos breves, tanto continuos como discontinuos), como la lectura extensiva (obras completas). A la elaboración del proyecto lector contribuyen asimismo las segundas lenguas y las llamadas áreas no lingüísticas (ANL), seleccionando textos adecuados al nivel de competencia comunicativa del alumnado y a los contenidos que se trabajen en cada momento.

- Plan de trabajo de la oralidad.

 Durante el segundo año de participación en el proyecto, a partir de la evaluación inicial del trabajo realizado durante el primer año, con los docentes participantes del Programa PLC de este curso escolar y la Comisión del PLC, en el mes de octubre, se estableció este Plan de Actuación con un cronograma de desarrollo del proyecto presentado en Séneca incluyendo, además, el Proyecto de Formación Específica, y que debía recoger algunas propuestas concretas para nuestro Centro y este segundo año que son, entre otras opciones:

  • la elaboración exhaustiva del proyecto lector del centro, abarcando la lectura intensiva (fragmentos y textos breves) y extensiva (obras completas),
  • la puesta en marcha de un plan de mejora de la oralidad,
  • la renovación de la metodología en las asignaturas bilingües (AICLE),
  • el desarrollo de un plan de mejora de la escritura en el centro.

 

Entre los OBJETIVOS ESPECÍFICOS se encuentran también:

- La elaboración exhaustiva y desarrollo del Proyecto Lector del Centro, abarcando la lectura intensiva y extensiva;

-Potenciar y mejorar con Actividades y Estrategias para abordar prácticas y géneros discursivos en todas las áreas de la CCL, nuestros Apartados principales del Proyecto mínimo viable: Expresión Oral, Lectura y Comprensión Lectora, Expresión Escrita, Aprendizaje Cooperativo y Lectura en Familia. Este curso abordaremos también la Tipología de Textos y Géneros literarios y no literarios.

- Unificar actividades en materia de CCL de todos los Proyectos, Planes y Grupos de Trabajo del Centro que lo realicen y preparar actividades y tareas comunicativas integradas en las unidades didácticas de las diferentes áreas y materias.

- Seguir implicando a las familias en la mejora de hábitos y habilidades comunicativas.

- Desarrollar dos tareas o Proyectos de trabajo interdisciplinar y social.

- Usar las TIC para diversas actividades y que sirvan de canal de difusión con la Comunidad Educativa con las actividades desarrolladas para mejorar la CCL, entre otras,  destacando aquí las relacionadas con el Proyecto Lector del Centro.

Y finalmente, en las LÍNEAS DE TRABAJO que abordaremos nuestro Centro durante el presente curso escolar 2017/2018, están las siguientes (profundizando las dos primeras más):

  1. La Competencia en Comunicación Lingüística en todas las áreas. Experiencias Educativas y géneros discursivos:
  • Expresión Oral.
  • Lectura y Comprensión lectora.
  • Expresión escrita.
  • Aprendizaje Cooperativo.
  • Lectura en Familia
  • Tipologías textuales y géneros literarios y no literarios.
  1. Tratamiento de la lectura en todas las áreas y Biblioteca escolar. Plan de Trabajo de la Biblioteca Escolar.
  2. Normalización Documentos y medidas.
  3. Plan de Trabajo de mejora de la Oralidad.
  4. Proyecto Lector del Centro.

 

 

Además de quedar justificado este Proyecto por el PLC de nuestro Centro se convierte en uno de los ejes más importantes de cara a evaluar el Programa de Actuaciones del propio PLC también.

 

Es decir, la elaboración del presente Proyecto Lector responde por una parte, a los intereses del propio centro de determinar un conjunto de medidas, prácticas y espacios con el fin fundamental de facilitar el acceso a la lectura y desarrollar el hábito lector a los miembros de la comunidad educativa en su conjunto.

Desde el convencimiento de que en el centro educativo juega un papel esencial en la creación y desarrollo de hábitos lectores y de que la biblioteca escolar debe convertirse en el corazón de la actividad docente con capacidad para descubrir posibilidades de cambio en la práctica pedagógica, surge el conjunto de propuestas y materiales que se presenta en este documento. Y ser un documento integrador, no sólo de actividades propias de la biblioteca como espacio físico, (Plan de uso de la Biblioteca  que se presenta como Anexo y que viene desarrollándolo nuestro Centro desde hace muchísimos años), sino a un Proyecto que integre lectura intensiva y extensiva , criterios generales del centro en torno al desarrollo de la lectoescritura y la expresión de una manera práctica y funcional que posibilite el desarrollo paralelo del currículum de lengua en particular y de todas las áreas de infantil y primaria en general: se mejoran los rendimientos escolares en la adquisición de sus competencias clave y que recogen nuestro Proyecto Educativo y, sobre todo, y al ser un Plan Integral de Trabajo, se mejora la Competencia Lingüística de nuestro alumnado.

 

El interés por la comprensión lectora no es nuevo. Desde principios de siglo, muchos educadores y psicólogos han considerado la importancia la lectura y se han ocupado de determinar lo que sucede cuando un lector cualquiera comprende un texto. Con el paso de los años el proceso de comprensión lectora se ha intensificado, especialistas en la materia han tratado de desarrollar mejores estrategias de enseñanza.

 

En el proceso de la comprensión lectora influyen varios factores como son: determinar el tipo de lectura seleccionada, el vocabulario del lector, las actitudes que posee un alumno hacia la comprensión, el propósito de la lectura, el estado físico y afectivo general, que condiciona la más importante motivación para la lectura y la comprensión de esta.

 

Por tanto, leer, más que un simple acto de descifrado de signos o palabras, es, por encima de todo, un acto de razonamiento, ya que se trata de saber guiar una serie de razonamientos hacia la construcción de una interpretación del mensaje escrito a partir de la información que proporcione el texto y los conocimientos del lector y a la vez iniciar otra serie de razonamientos para controlar el progreso de esa interpretación, de tal forma que se puedan detectar las posibles incomprensiones producidas por la lectura.

“Aprender a leer es lo más importante que me ha pasado en la vida.”

(Mario Vargas Llosa)

La lectura es una de las actividades más netamente humanas. La lectura es una fuente inmensa de placer y es la clave del aprendizaje escolar. No existe otra actividad más productiva para el alumnado, sobre todo en la enseñanza obligatoria. Las diferentes leyes educativas españolas se hacen

 eco de esta importancia calificando a la lectura como una herramienta básica para el desarrollo de la personalidad, así como instrumento para la socialización y el éxito escolar.

 

Sin embargo, el desarrollo de la competencia lectora no es tarea fácil. En ella intervienen factores de todo tipo: cognitivos, sensoriales, motrices, emotivos, sociales… que han de conjugarse necesariamente para lograrlo. Además, el proceso de enseñanza aprendizaje de la lectura requiere que todos los agentes implicados en ella, especialmente los padres, madres, tutores legales… y los maestros trabajen coordinadamente.

 

La lectura es un aprendizaje básico, instrumental, fundamental en todas las áreas del currículo y a lo largo de toda la educación de nuestros alumnos/as. Del grado de comprensión lectora que llegue a adquirir un alumno, va a depender en gran medida el éxito o el fracaso que alcance en otras áreas.

 

Para el presente Proyecto Lector que fomenta y trata la Lectura y la Expresión Escrita, también hemos tomado como referencia la normativa actual, es decir: 

-Decreto 230/2007, de 31 de julio por el que se establecen la ordenación y las enseñanzas correspondientes a Educación Primaria en Andalucía. 

-Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se desarrolla el currículo de la Educación Primaria en Andalucía. 

-Decreto 328/2010, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las escuelas infantiles de segundo grado, de los colegios de Educación Primaria, de los colegios de Educación Infantil y Primaria, y de los centros públicos específicos de educación especial. 

-Instrucciones de 30 de junio de 2011 de la Dirección General de Ordenación y Evaluación educativa, sobre el tratamiento de la lectura para el curso 2011/12, para el desarrollo de la Competencia Lingüística en los centros educativos públicos de imparten Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria.

“La importancia de la lectura es un aspecto fuera de toda duda en lo que respecta al desarrollo integral de nuestros alumnos y alumnas. El desarrollo de la competencia lectora del alumnado precisa, en el ámbito escolar, de una actuación coordinada y programada.

Precisamente, la función de un Plan Lector es la de ordenar y articular el tratamiento de la lectura, a partir de un objetivo bien claro y definido: la formación de lectores y lectoras.


Nuestro Proyecto Lector parte de una idea clara: leer es comprender, progresar en un itinerario que permitirá al alumnado adentrarse con autonomía en una cultura escrita en la que conviven géneros de distinta naturaleza con finalidades comunicativas muy diversas.

El Proyecto Lector nos permite clarificar cómo vamos a afrontar el tratamiento de la lectura en el centro y qué papel ha de cumplir esta en nuestra práctica de aula.

 

En este sentido, nuestro Proyecto Lector debe convertirse en una de las señas de identidad de nuestro centro y ha de ser conocido y compartido por toda la comunidad educativa. Se trata de un documento “vivo” porque, por una parte, fija un itinerario lector por el que ha de discurrir el alumnado, pero, a la vez, deja margen a la propia elección de alumnos y alumnas y puede ser modificado y reajustado a partir de su evaluación por parte del profesorado.

La importancia del Proyecto Lector radica, por tanto, en el hecho de que el tratamiento de la lectura —uno de los ejes fundamentales en la formación del alumnado— pasa a ser un proyecto de centro, suficientemente coordinado y estructurado, conocido y aprobado por todo el claustro, como garantía de una formación básica en lectura que contemple diferentes intereses y perspectivas.

 

OBJETIVOS GENERALES.

 

  • Estimular el hábito lector, despertando la necesidad de leer desde las edades más tempranas y cultivar su gusto y el placer por la lectura.
  • Asegurar y alentar el crecimiento lector en los alumnos de una manera continuada, potenciando las herramientas lectoras, como son la habilidad mecánica, comprensiva y dominio del vocabulario, descubriéndoles las posibilidades de utilización de diferentes modos de lectura (silenciosa, oral individual o colectiva).
  • Afianzar los hábitos de lectura como medio de desarrollo personal, con sentido crítico, como instrumento de adquisición de conocimientos que incluye la comunicación en las nuevas tecnologías.
  • Favorecer la comprensión lectora mediante técnicas de trabajo personal y en el aula, potenciando el uso del diccionario para resolver dudas sobre el vocabulario específico de las distintas áreas.
  • Contribuir a mejorar la práctica de la lecto-escritura desde la coordinación de los procesos de enseñanza del profesorado.
  • Implicar a toda la comunidad escolar en las actividades, iniciativas u otras experiencias que pudieran programarse para potenciar el hábito lector de nuestros alumnos y las capacidades inherentes al mismo.
  • Elaborar estrategias comunes de lectura para niños y niñas con dificultades de aprendizaje, coordinadas por los tutores y de aplicación en todas las áreas.
  • Consolidar las bibliotecas de aula y ampliar los recursos y la utilización de la Biblioteca Escolar del Centro.
  • Utilizar las nuevas tecnologías, tanto el profesorado como el alumnado, para la elaboración de materiales que complementen el fomento de la lectura de manera original y motivadora.
  • Desarrollar en el alumnado las competencias, habilidades y estrategias que les permitan convertirse en lectores capaces de comprender, interpretar y manejar distintos soportes y textos.
  • Mejorar el desarrollo del hábito lector y potenciar la mejora de la competencia lectora desde todas las áreas, materias y, en su caso, ámbitos del currículo, teniendo en cuenta las especialidades de cada una de ellas.
  • Contribuir a la sistematización y coherencia de las prácticas profesionales que, en relación con la lectura y la escritura, se desarrollan en los centros docentes, así como favorecer su integración en el proceso de enseñanza-aprendizaje de las diferentes áreas y materias del currículo.
  • Favorecer que el desarrollo de la competencia lectora se convierta en elemento prioritario y asunto colectivo de nuestro centro, del profesorado, del alumnado, de las familias y de la comunidad.
  • Potenciar la actualización y la formación del profesorado para que contribuyan, de manera relevante, al mejor desarrollo de la competencia lectora y del hábito lector en el alumnado.

OS DEJAMOS ANEXOS de nuestro Proyecto Lector referidos a REFUERZO Y ACTUACIONES PARA EL FOMENTO DE LA LECTURA, ACTIV. AULA, HÁBITOS LECTORES Y RUTINAS.

 

ANEXO 5. REFUERZO. PROYECTO LECTOR

 

ANEXO 6. ACTUACIONES PROYECTO LECTOR FOMENTO LECTURA, ACTV. AULA, HÁBITOS LECTORES, RUTINAS

 

 

IMG_7617Ficha lectura INFANTIL

 

 

 

     
  Volver al inicio..