IMG_5995El uso de las Pizarras Digitales .Enero 2017
Estrenamos ocho nuevas pizarras digitales en todo el Ciclo de Infantil, para todos los cursos y el Aula de Apoyo y Tutoría.
Con esta adquisición todo el Centro puede contar en todos los niveles con un instrumento importante y el más básico para hacer frente a nuevos retos en la educación de hoy en día, entre los que se encuentra el uso de nuevas tecnologías en el aula.

“La pizarra digital es un sistema tecnológico integrado por un ordenador, un videoproyector para ver la imagen sobre la pizarra y un dispositivo de control con puntero. Con ella se consigue proyectar contenidos digitales pudiendo interactuar directamente con la superficie de proyección, ya que la pantalla es interactiva y se puede usar mediante el puntero o con la mano.
Encontramos dos tipos de pizarras: la pizarra digital y la pizarra digital interactiva. Se diferencian por la posibilidad que ofrece la digital interactiva de interactuar entre el ordenador y la propia pizarra.
Además del uso tradicional de la pizarra encontramos todos aquellos que la imaginación del maestro o profesor y de los alumnos pueda crear. En general se podrán realizar cualquier tipo de ejercicio o actividad que implique interacción: escribir, seleccionar, mover, arrastrar, soltar, ejercicios tipo test, rellenar huecos, actividades en flash, libros multimedia, etc. En las redes sociales para docentes o páginas oficiales como el INTEF tenemos multitud de recursos que podemos adoptar en clase.
Encontramos muchas ventajas en el uso de estas pizarras: flexibilidad y espontaneidad del docente en clase; facilidad de uso; motiva el interés del profesorado hacía el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), ya que se trata de una herramienta sencilla; ahorra tiempo en la preparación de las clases; y no implica un cambio importante en las metodologías utilizadas por los profesores. Además, según Francesc Pedró, jefe de la División de Políticas Sectoriales, TIC y Educación de la UNESCO, estos aumentan el interés y la motivación de los alumnos.
Debemos plantear algunas dificultades que pueden surgir de su uso. Entre ellos encontramos la posibilidad de que existan problemas técnicos o de conexión, el precio de los dispositivos, la formación que debe tener el profesorado en su uso y también a los alumnos que deben adaptarse a unos materiales delicados.
Si el uso de estas pizarras se nos escapa como docentes podemos formarnos realizando algún curso de formación permanente del profesorado para que este no sea un problema a la hora de encontrar un puesto de maestro o profesor.”

Artículo tomado de Colegios.es / 07/04/2016 /

     
  Volver al inicio..